Me gusta imaginarte.

Me gusta imaginarte sentada, viéndome fijamente, explicándome con tu mirada el porque eres el amor de mi vida, esos silencios en los que nos decimos todo sin abrir la boca, tengo que confesarte que muchas veces tengo que abrir los ojos para dejar de verte, tengo que callar para gritar que te amo y decirte que no eres el amor de mi vida, eres mi vida (ese tweet ya te lo había regalado).

Siempre te tengo presente, platico contigo diario, aunque no me escuches, siempre te veo, por que en mi cabeza están tus mejores momentos.

Te tengo que decir que eres la mujer más bonita del mundo, y eres la peor cuando huyes, por que no te vas del todo, sigues presente, eres la perfecta combinación entre el cielo y el infierno.

Todo esto que te escribo se que no lo vas a entender, por que aunque lo leas, no vas a sentir ni la mitad de lo que yo algún día llegué a sentir por ti.

Pero al final del día ya entendí, aprendí a vivir sin ti y estoy seguro que en la próxima vida, estaré cada segundo a tu lado, cuidándote como me hubiera gustado, teniendo hijos contigo y amandote hasta que mi corazón deje de latir.

Te extraño siempre,

Jorge